09 abril 2008

... y llueve ...

... ¡¡¡y llueve, y llueve, y el pueblo no se mueve!!! ... [es un cántico argentino que se cantaba en el último corralito]
*
... el otro día le preguntaba a un alma gemela que por qué cuando vamos por la calle haciendo el payaso con alguien nos da menos pudor que si intentamos hacer el payaso solos ...

*

... hoy no tengo ganas de escribir, la inspiración también se la ha llevado la lluvia esta noche ... ¡¡¡que mi balcón estaba inundado esta mañana!!!!
*
os dejo con un relato de cortázar...
Aplastamiento de las gotas * Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol. Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós.
*
más besos lluviosos, con vientos, con rayos y truenos, y tornados, y arco iris (que saldrá)...
julia
*
{... y ya no puedo despertarme, y volver a dormirme, y volver a despertarme, y volver a dormirme en las mañanas soleadas de sábados después de una noche soñando ...}

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Oración



Habítame, penétrame.

Sea tu sangre una con mi sangre.

Tu boca entre a mi boca.

Tu corazón agrande el mío hasta estallar.

Desgárrame.

Caigas entera en mis entrañas.

Anden tus manos en mis manos.

Tus pies caminen en mis pies, tus pies.

Ardeme, árdeme.

Cólmeme tu dulzura.

Báñeme tu saliva el paladar.

Estés en mi como está la madera en el palito.

Que ya no puedo así, con esta sed

quemándome.



Con esta sed quemándome.



La soledad, sus cuervos, sus perros, sus pedazos.

Anónimo dijo...

Una mujer y un hombre

Una mujer y un hombre llevados por la vida,
una mujer y un hombre cara a cara
habitan en la noche, desbordan por sus manos,
se oyen subir libres en la sombra,
sus cabezas descansan en una bella infancia
que ellos crearon juntos, plena de sol, de luz,
una mujer y un hombre atados por sus labios
llenan la noche lenta con toda su memoria,
una mujer y un hombre más bellos en el otro
ocupan su lugar en la tierra.

sol dijo...

aqui tambien llueve
mucho, fuerte, con furia...
lluvia que se anuncia de dia con un calor sofocante, pero que solo cae de noche, mientras todos duermen...
llover,llover....