24 octubre 2009

... guadalquivir ...

.
... esta mañana, después de quedarme en casa anoche, me he despertado, me he duchado y he salido a conocer la mañana de sábado por la zona fluvial de la ciudad ... he fotografiado mil murales y grafittis... he fotografiado la zona mad max de la ciudad desde la otra orilla... y también he bailado un poco entre el puente del alamillo y el de la barqueta, eso eh asín, cabesa!!! había unos cientos de tiendas de campaña, formando poblados, de personas despertándose, peinándose, meando... eso era en la parte de arriba del paseo del río, pero en la parte de abajo, en el paseo arreglado, acerado y con buenas vistas, sin barro y sin humedad y oscuridad de la sombra de los árboles sin ciudar, por ahí caminaban las parejas con perro, algunos hacían footing, mujeres de edad avanzada estaban andando rápido con gorras y tal y cual... en fin, que mientras hacía fotos como estas me he sentido extraña entre tanta organización... yo que pensaba que aquí cada uno iba a su bola, resulta que se notan las corrientes mentales actuales un sábado por la mañana paseando y haciendo fotos por el río...

... que paseis un feliz sábado soleado de otoño ... amarillo ...

4 comentarios:

Enric dijo...

Sant Adrià? :)

salut!

Enric
PD: hay verdaderos artistas. Ojalá cogieran un lienzo!

nueva gomorra dijo...

O igual están así mejor, Enric, sin lienzo y sin la contaminación de la parafernalia. La próxima vez que vaya a Sevilla Rubia, me tienes que llevas a estos márgenes...
Por cierto, el último podría haberlo imaginado Joseph Conrad o Francis Ford Coppola, la antepenúltima es pura postpoesía y la quinta y la sexta tienen un retorcimiento que me interesa.
¡Qué bien que hagas estas cosas los sábados por la mañana! Yo hoy dormí, dormí tanto esta mañana que pensé que no me podría ya levantar nunca más... afortunadamente el teléfono sono y un viaje esperaba...el magnetismo de la carretera...

Te abrazo

Louise Lafolle -NG-

tr(a)nshistoria dijo...

menudos sabadetes que te marcas, jules. un besote!

Anónimo dijo...

no paras de llenar mi fondo de escritorio, Julia.
Un besico,

Yolanda