07 noviembre 2009

... sábado ...


este mes se ve que la luna tenía una venganza pendiente... no sé contra quién o contra qué, pero se ha vengado... la luz que nos ha enviado nos ha puesto a todos el alma de punta...
la luna llena hizo que la noche abriera su boca y nos tragara a todos... hemos navegado en las oscuridades con el rumbo que marcaban los cráteres escondidos... y la luz que nos ha enviado el satélite ha hecho que las heridas que ya teníamos cicatrizadas vuelvan a abrirse, se han vuelto tiernas y nos recuerdan que hubo daños en el pasado...
mis cicatrices las tengo bien aplacadas, y las miro cada día, y las recuerdo, para que los dolores pasados no me pillen desprevenida cuando reaparecen, aunque sea por causa de la luna...
maldigo los dolores, maldigo la pena y la tristeza... maldigo la ausencia, y la distancia... maldigo los miedos que yo misma pueda provocar, maldigo las incertidumbres que provoca el océano, maldigo las maldiciones y los malosentendidos... y maldigo los malos presentimientos...

Mis ojos sin tus ojos - Miguel Hernández

Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos,
que son dos hormigueros solitarios,
y son mis manos sin las tuyas varios
intratables espinos a manojos.

No me encuentro los labios sin tus rojos,
que me llenan de dulces campanarios,
sin ti mis pensamientos son calvarios
criando cardos y agostando hinojos.

No sé qué es de mi oreja sin tu acento,
ni hacia qué polo yerro sin tu estrella,
y mi voz sin tu trato se afemina.

Los olores persigo de tu viento
y la olvidada imagen de tu huella,
que en ti principia, amor, y en mí termina.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué duro, Cer, el poemilla de Pessoa. Qué onda destroyer, ¿no?

tr(a)nshistoria dijo...

y ese poemilla que te has marcao en new gomorre, cerrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr