25 marzo 2008

... contraluces ...

.
esta foto le gusta mucho al noruego, un día me lo dijo y yo ni siquiera me había fijado en ella... si es que el rubio del norte se fija en todo, el muy observador... así que nada, se la dedico...
.
y por otro lado, aquí sigo en mi montaña rusa, con mis muelles en los pies, en un ascensor encerrada... así que, para poder calmar un poco esto, que sepais que en breve, y siguiendo los pasos de la pequeña mamencilia, voy a tirarme en paracaídas... muy pronto.... tengo que pensar lo que gritaré mientras vuelo, es importante... esa si que será una caída al vacío...
.
besos con luz, con ojos, con manos y con pies...
.
julia inmarcesible.

3 comentarios:

amme dijo...

un sitio asi no me vendría nada mal....
mar mar mar
quiero mar

y aire
y nubes y sol
y luz y sombra
y ocuro
y claro...

como al agua clara

cuando es que nos tiramos? yo creo que no voy a gritar, quiero oir el silencio ahi arriba, el fiuuuuuuum de mi cuerpo contra el aire

i love u too
i love u so much little princess




no se que me pasa hoy que floto
:)



pd: seguro que al final grito

Inés Martín Artacho dijo...

Es precioso dejarse mecer por unas manos fuertes y templadas, dejarse arropar por un abrazo sereno y tranquilizador, dejarse besar por una boca que regala palabras certeras y dulces. Es precioso y fácil. Desde luego es mucho más fácil que volar sin red, olvidando que siempre se puede caer, afrontando con honestidad el miedo y desmontándolo mientras lo miras de frente. Porque el miedo es siempre cobarde y no le gusta que lo encaren con dignidad.

Después de dejarme mecer y dejarme caer más veces de las que me hubiera gustado, un día me levanté del suelo enfadada, abrí los ojos, y lloré: “no quiero este juego nunca más”.

No quiero palabras que sanen mi corazón, elijo un corazón sano.
No quiero abrazos que me tranquilicen, elijo un pecho tranquilo.
No quiero otras manos fuertes, elijo mis manos fuertes.

No pretendo vivir en una torre de cristal, sólo quiero compartir mi corazón sano, mi pecho tranquilo y mis manos fuertes con quien quiera acercarse sin miedo a mi lado.

La inocencia no es algo que se estropea con el tiempo, es una joya que se debe proteger del miedo y del dolor con coraje. La inocencia es la llave que abre un regalo nuevo debajo de cada día. La inocencia descubre detrás de cada amor, la sensación de que es el primer amor que te inunda los sentidos. No pierdas tu inocencia, no dejes que te engañen diciéndote que es necesario para crecer. No es verdad.

Anónimo dijo...

bueno güera, gracias por dedicarme la foto..... ya me acuerdo, cuando la vi te dije que me recordaba a la portada de uno de mis discos de jazz favoritos (pero..... qué pedante.....), ade+, la foto es chulísima. En fin, mi inmarcesible amiga/hermana, hay que seguir inmarcesible........ está (re)bien eso de la montaña rusa, a veces subes, otras pa´bajo, y ahí está el chiste (.... supongo).... pero acuerdate de cuando eras chiquenina y bajabas con tus papis a la feria (donde estaba antes, vamos en lo que era el Arche que molaba más) y te montabas en los cacharricos...... en fin, que entre viaje y viaje está bien tb tomarse un algodoncillo de azucar, una manzana de esas que se venden en las ferias o un bocata de panceta, sentarte a ver a los gitanillos cómo lían tracas en los coches locos y........ bueno, volver a subir a la montaña rusa........... vaya rollo te estoy metiendo, no?.... oye, pues no que me ha dao ganas de un algodón de esos.... en fin, tendré que pegarme pellizcos en el pelo.... esaaaa!!! mil besos que suben y bajan por carriles de algodón....