11 noviembre 2008

... próximo encuentro ...



... hermana loba ... ahí estás, calmandome en mi sueño ... acompañádome mientras viajo dentro del viaje ... viajábamos en una casa viajera, y mientras dentro también existían viajes ... y esos viajes se van materializando ... en pocos días podré verte, pececillo, como duermes y como nadas entre las sábanas de tu cama luxemburguesa ... quiero hacer el recorrido del benelux, tres días, tres países ... esa conversación pendiente, de ayer, o antes de ayer, la quiero tener en el norte ... la tendremos, querida, preciosa ... mañana voy a visitar nuestra tierra, le daré recuerdos de tu parte, seguro que la añoras en exceso, porque, por lo que cuentas, quizá es mejor la ciudad gris del norte de andalucía que el país gris del norte de europa ... claro que, en jaén no hay banqueros a los que sobornar y manipular ... veré a la señora que más fe tiene de la pequeña ciudad aceitunera y te llevaré jamón, pa tu paladar castigado por esos alimentos sin sabor que se comen por allí ... besos ...

1 comentario:

Sole mio dijo...

Hermana Libertad, ¡cómo me salvas la vida en días de invierno! ¡cómo acompañas, tú también, viajera de mi viaje, el nuestro.
¡Qué lástima no poder volver a esa casa móvil, o por lo menos, no por ahora! Una casa con ruedas, un jardín en el mar, un remanso de Paz o de Pat o de Rubs o de Cam o qué se yo, de luz y agua y aire.

Y sí, estás en lo cierto, añoro esa ciudad extrañamente, intensamente como no lo suelo ser, a veces temo mitificar en la distancia y otras simplemente dejo que los latidos latan, natural, según su inclinación, y, sin duda, el rumbo anhelado ahora es el sur del sur, un viaje hacia el calor, hacia la humanidad perdida...un viaje con una mujer noruega cargada de cosas pequeñas, pelo rubio y azulidad, una mujer que vive en el hueco de la palma de mis manos, de la misma manera que ella me guarda en su pecera...

Y sí, esa conversación la tendremos en el norte, con guantes, bufandas y chapetas de vino colorado, en un tugurio centroeuropeo repleto de extranjeros y entonces se posarán sobre nosotras los misterios, desaparecerán los miedos y volverán las risas.

Grazie mille cara mia. Neanch'io merito questo bel ommagio,
arrivederci farfallina, pesce, sorella lupa...
Tanti bacci