18 junio 2010

... el sol ...

... cada mañana, sobre las cinco y media, el sol tímido de esta temporada hace su aparición ... el jardín tiene otros colores a esas horas, la luz que entra por todas las ventanas de esta casa hace que el verde del jardín llame la atención, hace que veas como el banano casi va a caer encima del porche y que hay que mantenerlo ahí con soportes porque dentro de poco tendremos como 200 plátanos para comer... es curioso esto del banano, suelta tantas semillas a su alrededor que es difícil acabar con ellos, ya tiene como seis brotes alrededor, creciendo a una velocidad inaudita... anoche dos quijas (lagartijas casi transparentes) se entrelazaban para dar lugar a más prole, aquí no les falta de comer... hoy el sol está aguantando, es la una y cuarto y aún no se ha nublado el cielo, pero se oyen los truenos cerca... teneis que ver una peli que se llama la invención de la mentira... y teneis que viajar fuera de los límites europeos y cercanías, ese mundo ya lo conocemos, este mundo es irreconocible para nosotros, para los que hemos ido olvidando lo salvaje que tiene todo esto de la vida, para los que nos hemos convertido en antropocéntricos generación tras generación... cuando la tierra se mueve bajo tus pies te das cuenta de que el ser humano no es el centro de nada...

7 comentarios:

tr(a)nshistoria dijo...

Buen cambio de imagen Cer. Aunque eres un poco envidiosilla. ¿no? Es broma! Esa! Te echamos mucho de menos... Besones!

Anónimo dijo...

También tú has cambiado el diseño!!

Al igual que en el caso de los cambios de tus vecinos, tengo que decir me gusta mucho más el nuevo diseño.

Te sigo leyendo...

Anónimo dijo...

Soy la de antes, quería añadir algo sobre tus textos. Verás, te sigo desde hace ya bastante tiempo y quería decirte que he notado un cambio, paulatino, pero cambio y además bastante gordo en tu modo de escribir, en tus entradas y en los temas que te interesan: de textos más "racionales", políticos, urbanitas, sofisticados has pasado a textos más "intuitivos", "admirados", o como dices en esta entrada, menos antropocéntricos y, sobre todo, caracterizados por una mezcla interesante y casi imposible: periodísticos pero, a la vez, poéticos...
Por favor, no leas este comentario como un afán filológico, taxonómico o simplemente de alardear de mis conocimientos sobre la adjetivación en español ;-)))... Sencillamente te apunto el cambio que he notado, que como lectora, disfruto mucho.

PD: La palabra de verificación es "parois". Cuanto menos, interesante....;-))

Inés Martín dijo...

... a veces me imagino contigo por ahí, y me gusta, querida, mucho esa ilusión!!!

limoncello dijo...

yo tambien he notado un maravilloso cambio, ese que se produce cuando la tierra nos agarra, nos engulle y nos esculpe a su antojo, porque efectivamente no somos nada asombroso, los seres humanos somos una sombra al borde del camino del latido incesante de todo lo que traspira por la vida...amiga, que envidia me das, y yo cambiando de tercio y yendome a Berlin este verano, en vez de coger mochila y perderme en Mongolia...un beso julia de tu maria-limoncello que por mucho que se invente fiestas antiferia solo querría perderse por esos mundos...

Anónimo dijo...

Gran entrada, cielo, tienes que leer "Al faro" de Virginia Woolf, tu ¡descripción del caer de la sombra del banano!
Ayer te echamos de menos en el recital, apareció tu sombra en un poema de Juan Cruz, en dos, Crouté y Julia...

Tannnnnnto,
Lili

Marion dijo...

Qué envidia. Lo que describes puedo verlo, pero me encantaría vivirlo como tú.
Saludos