22 junio 2010

... otra vez playa hermosa ...

a esta playa es a la que vamos a buscar la madera que el mar devuelve para ir haciendo el mobiliario del jardín... es una playa de arenas negras, de miles de trozos de demasiadas maderas distintas, de semillas, de semillas de manglar (algo que indica que cerca hay manglares y cocodrilos), hay cocos muertos, hay piedras preciosas, hay alguna chancla o algún tapón de botella de plástico, miles de cangrejos ermitaños que hacen que parezca que la arena esté viva... y el mar tiene tantas corrientes que nunca sabes por dónde van a aparecer las olas ni hasta dónde van a llegar en la tierra... ya vereis pronto las fotos de los muebles mareados creados... de cena: unos filetes de atún y una ensaladilla rusa, con mayonesa inventada...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La foto me encanta, me gusta cómo ese madero atraviesa en diagonal el campo y esa arena negra me recuerda a las playas de mi isla.
Precioso el texto también.

Oye, tú ten cuidado con los cocodriloss...;-))
Madrid

nueva gomorra dijo...

Esa Cer. En cuanto vaya a la playa voy a coger una botella de alcazar y le voy a meter un poema-barco. Un poema con velas rotas y abanderado con el negro pabellón de los piratas). Pásanos unas foticos de ese jardín postnuclear que estáis creando. Un besote, Julini.

Juan

Enric dijo...

Vaya, espero que el negro no sea por el chapapote.

Salut amiga!

Enric